CAPÍTULO I : De las fuentes de las obligaciones